Cada día es más frecuente que los jóvenes les cuesten decidir cuál puede ser la profesión más acertada para el futuro, por ello recomendamos que antes de incorporarnos al mercado laborar, incluso en los últimos años de formación realicen un test de profesión, siempre y cuando no tengan muy claro cuál va a ser la profesión que quieren desarrollar en el futuro.

Este tipo de test o cuestionarios suelen durar en torno a 10-15 minutos, y en ellos se realizan cuestiones sobre tus intereses para ayudar que áreas de carrera podrían ser la mejor opción para ti, se intenta basar en tus actitudes personales, tus cualidades personales y temas escolares para definir cuál sería el sector que es más acorde contigo.

Preguntas que pueden aparecer en el test:

 

 ¿Qué te ha gustado desde siempre?

No tenemos que basarnos en nuestra infancia, ni al trabajo que queríamos dedicarnos cuando éramos pequeños, sino que tengamos en cuenta cuales han sido nuestros gusto o hobbies, si nos entretenían más los juegos de mesa imaginativos o los artísticos, o por el contrario éramos más propensos a los juegos de mesa que te ayudaban a pensar.

¿Cuál ha sido siempre tu trabajo soñado?

Tenemos que partir en ser realistas, teniendo en cuenta nuestra experiencia, nuestros estudios y nuestras posibilidades, tenemos que partir del hecho que astronauta no debería ser nuestro trabajo soñado por ejemplo, pero seguro que hay un trabajo con el que soñamos poder desemplearlo y daremos lo mejor de nosotros mismos

¿Qué importancia tiene el dinero para ti?

Puede que creas que es una pregunta que apenas tiene importancia, pero cuando trabajas en lo que te gusta tienes que sopesar entre un trabajo con mayor salario y realizar la tarea que te gusta, por lo que es una decisión que hay que pensarla y tener muy en cuenta, también decidirá sobre tu futuro y tu felicidad, sin ninguna duda.