Pongámonos en esta situación: eres solvente, puedes pagar la cuota de un crédito de dinero si lo vas a solicitar, y deseas darte ese capricho que llevas tanto tiempo esperándolo…¡pues perfecto! ¡dátelo!

Ese crucero, ese viaje, esa moto, ese ordenador, esa televisión… ese deseo que llevas tanto tiempo añorando y que siempre se veía inalcanzable, ahora puede hacerse realidad gracias a los créditos de dinero.

 

¿Y dónde puedo conseguir un crédito de dinero?

A través de varias vías, gracias sobre todo a que el mercado financiero ha ido evolucionando, y a la aparición de nuevas compañías fintech.

¿Fintech, eso que es?

Es la actividad empleada principalmente por las tecnologías de la comunicación e información, y que han llevado a cabo varias empresas para ofrecer a sus clientes sus servicios financieros de forma menos costosa y eficaz.

Si deseas pedir un crédito de dinero para darte un capricho, puedes hacerlo a través de:

  • Bancos: cuando se busca financiación, la gente suele recurrir más a los bancos por la experiencia y larga trayectoria en servicios financieros. Sin embargo, no son los que más crédito de dinero ofrecen, ya que tienen unos requisitos mucho más exigentes que las empresas del sector.
  • Entidades financieras privadas: al tener crédito privado, suelen ser más generosas a la hora de dar financiación, aunque son bastante caras.
  • Empresas no financieras: son aquellas empresas que emplean su financiación privada para que el cliente pueda comprar sus productos más caros. Por ejemplo: grandes almacenes, concesionarios, etc.

 

¿Que vía de concesión de crédito de dinero debo escoger?

Dependiendo del tipo de capricho que te quieras dar, optarás por un tipo u otro de vía de financiación. Por ejemplo, si queremos comprarnos esa gran tele de plasma para ver películas y fútbol en nuestro salón, lo mejor es que la misma tienda de electrodomésticos o el gran almacén nos financie la compra. O si nos queremos ir de viaje a ese destino soñado, hay agencias de viajes que financian todos los gastos, si no podemos acudir a entidades privadas financieras.

 

¿Por qué es mejor acudir a entidades privadas financieras antes que a un banco?

¡Por múltiples ventajas!

  • Se puede solicitar como quieras: al hacerse todo el trámite vía online, no hace falta que te muevas de casa, de la oficina, de la playa o de la calle si lo haces a través de un dispositivo móvil. Esto hace que evites tener que desplazarte expresamente para ir hasta el banco u oficina para solicitar información, el crédito y entregar la documentación necesaria.
  • Se puede solicitar cuando quieras: al ser todo mediante Internet, puedes solicitar o entregar la documentación en el momento que mejor te venga: por la noche, en fin de semana… sin tener que pedir permiso en el trabajo para hacer el trámite, o tener que llevarte a tus hijos contigo, por ejemplo.
  • Tienen mayor flexibilidad al tener crédito de dinero privado, aumentan más las posibilidades de concesión del mismo y son más flexibles en los requisitos que las entidades bancarias.
  • Generan mucha confianza: aunque puede que comenzaron con cierto recelo en el sector financiero, las entidades privadas financieras han sabido generar confianza entre sus clientes, ya que les han ayudado a obtener financiación extra para solventar su apuro o imprevisto. Dada la buena experiencia, cada vez son más las entidades financieras privadas en el sector y cada vez más los nuevos clientes que acuden a ellas. Además, han contribuido la estabilidad de la economía en general en nuestro país, haciendo que la gente tenga menos impagos y pueda igualarse en sus finanzas.
  • No hace falta que te cambies de banco o abras una cuenta nueva: cuando acudes a un banco a pedir un crédito de dinero, éste te obliga a que seas cliente de él o que te abras una cuenta nueva con ellos. Sin embargo, con las entidades financieras privadas esto no hace falta, ya que hacen una transferencia de dinero a la cuenta que tú quieras (sólo que hay que esperar máximo 48 horas a que se haga efectiva, como toda transferencia).

 

¿Qué debería pedir para darme el capricho: un crédito o un préstamo?

Vamos a diferenciarlos para que puedas optar por la mejor solución para tu caso:

  • Los créditos de dinero, denominados minicréditos, conceden hasta 1000 € a devolver en un mes normalmente, y en el que se cobra de comisión (según las entidades) un 1,1 % diario. Además, algunos aceptan clientes con ASNEF.
  • Los créditos de dinero pueden conceder hasta 5.000 euros, a devolver hasta en 3 años. Mayoritariamente no suelen aceptar clientes en ASNEF.
  • Por último, estarían los préstamos, en el que pueden conceder hasta 100.000 euros con garantías de bienes o avales, a devolver hasta en 10 años, cuyo TAE máximo puede ser del 7,25% y cuyo TIN puede ser de hasta el 7%.

Consejo: para darte un capricho, asegúrate antes de que eres lo suficientemente solvente para hacer frente a la devolución del crédito de dinero, y así evitar el sobreendeudamiento y acumular deudas muy perjudiciales.

¿Conoces Crediteria.es? Es un comparador de créditos y préstamos que te ayudará de inmediato a optar por el más acertado según tus necesidades.