Nuevas profesiones surgen cada pocos años, fruto de los imparables avances tecnológicos y la nueva forma de relacionarnos que éstos van estableciendo.

Algunas de ellas están siendo extremadamente demandadas, ya que se trata de perfiles que aún escasean y es que ni siquiera hay un plan de estudios determinado para acceder a estas profesiones.

Lejos quedó el tiempo en que ser un Youtuber o un Big data analytic nos parecía algo de los más novedoso.

Estamos en el 2017 y hay que dar un paso más allá.

Si estás pensado en reinventarte a ti mismo con una nueva andadura profesional, o no sabes por dónde empezar a formar tu carrera, aquí te traemos algunos ejemplos: las nuevas profesiones del futuro.

5 nuevas profesiones con futuro asegurado


 

  • Internet of things. Analistas y programadores del Internet de las cosas (IoT)

Si en 2014 este trabajo empleaba a 300.000 profesionales especializados, para 2020 se necesitará 15 veces más personal (proyecciones de VisionMobile)

Internet de las cosas hace referencia a todo aquello que se puede conectar con internet para monitorizar su uso y ubicación.

Hoy en día hasta los cepillos eléctricos cuentan con una aplicación móvil para controlar el cepillado.

Cualquier cosa es susceptible de ser conectada a internet, y en esta linea se están desarrollando  ciudades y utensilios de uso diario.

Se encuentra dentro del campo de la ingeniería informática, programación y por supuesto Big data.

 

  • Asistente médico personal

El campo de la genética ha evolucionado a ritmo vertiginoso, y el de la farmacología también.

Por ello no sorprende que ya se este hablando de una figura médica que trata a cada persona de manera especializada, recomendándole un fármaco u otro en función de los principios activos que mejor encajen con sus genes.

En principio este sería un servicio muy caro para el paciente, pero al parecer algunos seguros médicos privados ya están incluyendo esta figura en sus pólizas.

Se pretende que este tipo de nuevas profesiones se conviertan en la atención médica del futuro y terminen implantandose en la atención pública.

 

  • Representante profesional

Ya no será solo cosa de futbolistas y artistas lo de tener un representante.

El talento estará tan especializado, será tan importante, que un simple curriculum o portafolio no valdrá para “vender” cualidades y tampoco a las empresas para encontrar el profesional adecuado que están buscando.

Quizás te suene el término headhunter. Éste es un buscador de talentos para empresas.

Poco a poco esta figura se ira invirtiendo, hasta convertirse en representantes que buscan las mejores empresas para los mejores talentos.

 

  • Diseñador de órganos

Efectivamente, las listas de espera para recibir un órgano son interminables, avanzan muy despacio y en demasiados cosas la persona fallece antes de recibir el transplante.

Solo en Europa unas 70.000 están en lista de espera a vida o muerte.

Con la asombrosa tecnología de impresión 3D ya se ha conseguido reproducir algunos órganos sencillos y se esta trabajando en otros más complejos.

Por ello harán falta profesionales sanitarios, con conocimientos en impresión 3D y robótica que puedan seguir investigando  en el desarrollo de nuevos materiales y técnicas para lograr órganos cada vez más parecidos a los humanos y que logren poner esta tecnología al alcance de todos.

El interés en este campo es enorme y se están invirtiendo grandes sumas de dinero para su potenciación.

 

  • Identidad digital. Responsables de relaciones virtuales

Otra figura que cada vez cobra más fuerza e importancia es aquella relacionada con la mejora de la reputación online y la limpieza digital.

Hoy en día todos tenemos una identidad digital, nuestra huella en internet, y borrarla es prácticamente imposible si no se recurre a un profesional.

Esto esta muy relacionado con la mejora de la reputación online, y por ello interesa especialmente a las marcas.

Trabajan la imagen de una marca en las redes y van más allá de la figura del Community manager.

 

  • Coaching y mentores

En un entorno laboral cada vez más digitalizado es necesario contar con una figura que aporte un  lado más humano.

Se trata de coachers especializados en el nuevo entorno de trabajo, que dominen el ámbito digital, para poder aportar verdaderas soluciones emocionales a los trabajadores, desde sus necesidades.

¿Sabes cuáles son las profesiones del futuro?