Captura guiainfantil.com


Con la llegada de la Semana Santa vuelven las largas vacaciones escolares de los más pequeños. Si tu rutina te impide tener tantos días festivos como ellos, y no sabes la forma de tenerlos entretenidos durante esos días, apunta las siguientes propuestas.

Ideas fuera de casa

Muchas de ellas se llevan a cabo en distintas instituciones gubernamentales, como el Museo Nacional de Ciencias Naturales, o en otros recintos, como el Zoo y el Parque de Atracciones de Madrid.

Cursos y talleres

Durante estas fechas, se amplían los cursos y talleres a los que los más pequeños pueden asistir.

Por ejemplo, el La Casa Encendida de Madrid, habrá conciertos destinados a los niños, talleres de pintura, sesiones de títeres o cine infantil.

Diversión al aire libre

La Semana Santa suele ser sinónimo de buen tiempo, con la llegada de la primavera, y que mejor opción que los niños disfruten de sus días de vacaciones al aire libre.

Los campamentos culturales y los campamentos urbanos son una magnífica forma para que los más pequeños disfruten y se relacionen durante sus vacaciones.

Aprender con los animales

Si prefieres que tus hijos hagan algo diferente a lo que están acostumbrados durante el resto del año, el Zoo de Madrid ofrece numerosas actividades durante todo el día en la época de vacaciones.

Así los niños podrán jugar y compartir el tiempo con sus animales favoritos, mientras aprenden curiosidades sobre ellos y sobre el medio ambiente.

Ideas para estar en casa

Si tienes suerte y tus hijos pueden pasar las vacaciones en casa, también puedes llevar a cabo numerosas actividades y juegos con ellos, para que no se aburran en su etapa de vacaciones.

De esta forma, podrás aprovechar al máximo el tiempo con ellos y compartir experiencias que, por la rutina, no puedes hacer el resto del año.

Las opciones son inagotables: prepara disfraces con tus hijos y aprovecha para hacer un día de teatro, enséñales a cocinar sus recetas preferidas, ayúdales a hacer gimnasia todas las mañanas, dedica un tiempo para hacer de cuenta-cuentos.

Utilizando tu imaginación, tanto tus hijos como tú viviréis unas vacaciones de lujo.