Lo importante es estar sano

Lo importante es estar sano

Pero aguarda, mejor tomarse las cosas con calma. Antes de salir a precalentar con 10 vueltas al trote a la cancha de fútbol 11, mejor tomar ciertas precauciones para no morir en el intento. Primero consulta a tu médico, se impone una evaluación del riesgo cardiovascular. La mayoría de las afecciones cardíacas tienen un desarrollo progresivo invisible, y solo dan cuenta de su existencia cuando se desencadena un infarto por ejemplo.

Para evitar las lesiones de tendones y musculares, lo ideal es practicar deportes en una superficie adecuada. Precalentar correctamente es muy importante. Para esto hay que consultar a un profesional idóneo (un personal trainner, por ejemplo) quien nos indicará la secuencia de ejercicios que contemple todos los músculos del cuerpo.

¡Mi hijo no es gordo, es grandote!

Si hay problemas de sobrepeso, es necesario tomar otras precauciones. Hay que realizar un examen completo de sangre, para descartar patologías potencialmente peligrosas pero silenciosas, como diabetes y colesterol.

La progresión de la frecuencia de la actividad debe ser paulatina. Nunca sobre exigir al cuerpo. Para comenzar, los músculos y huesos sobreestresados pueden llevar a desgarros y fracturas por stress, y daños en los ligamentos.

El sobrepeso de por si, ya es una demanda extra de esfuerzo al cuerpo. Hay que considerar este factor, y privilegiar, por ejemplo, las actividades de bajo impacto, como la natación, o el yoga. Esto como paso previo para convertirse en Messi, claro.

Otra precaución a tomar es evitar el smog de la cuidad. Si la única hora libre que tenemos es justo en la hora pico donde el aire parece resultado del incendio de una gomería, realizar la actividad en un gimnasio cerrado.

Tomando las precauciones necesarias, practicar deportes es una medida muy acertada para incrementar nuestra calidad de vida. Pero hay que tener cuidado con los resultados no deseados, porque una lesión nos puede llevar a varios meses de inactividad.