Muy pocos llegan a ver en realidad una claqueta en un rodaje

Muy pocos llegan a ver en realidad una claqueta en un rodaje

En el conocido como showbusiness, o simplemente mundo del espectáculo, no son muchos los que consiguen alcanzar la consagración. Son más los que en cambio se quedan por el camino anhelando y no siempre son los mejores los que lo logran. En ocasiones prevalece más que el mismo talento, la constancia, un buen patrocinio o eso que llaman suerte.

Éxitos y fracasos

A la hora de ser artista como profesión, a veces cuenta más ser disciplinado y perseverante que especialmente talentoso. Woody Allen expresó una vez que en el arte, como en todo en la vida, también influye la suerte para contar los “éxitos” o “fracasos”. Y es la suerte un aspecto clave combinado con constancia y valor, pues no son pocas las carreras que se han perdido por el simple miedo a lanzarse.

Echando un vistazo a varios artistas, muchos de ellos no son especialmente talentosos. Sin citar nombres, todo el mundo es capaz de sacar uno o dos personajes de los que siempre nos preguntamos: “¿Y este cómo es que triunfó?”. La fama no va unido al arte, de méritos, de talento, y mucho menos en esta época en la que simplemente por salir un poco en televisión, se te abren tantas puertas que de otra manera costaría tanto.

De igual modo, así como la fama no es sinónimo de talento, tener talento no es necesariamente un modo rápido para lograr éxito. El mercado es muy caprichoso y el gusto de la gente es muy aleatorio, nunca se puede llegar a entender bien del todo.

Ser famoso

Por lo general, un verdadero artista no se dedica a esto únicamente pensando en fortuna, sino que no puede evitar lo que hace, independientemente de que tenga público o de que logre vivir de ello. Quien ejerce el arte termina ejerciéndolo por placer y disfrute, al margen de lograr la fama. Aunque en algunos casos esa fama viene justificada como en el caso de Rizo, el erizo mascota de Génesis, que se ha tomado muy en serio su propósito de ser una estrella y trabaja muy duro para conseguirlo como podemos ver en su vídeo. Y es que, si tienes semejante talento, es normal que tarde o temprano el mundo esté a tus pies.