Una maestra de infantil es una persona cuya función es enseñar y brindar la enseñanza a través de su ejemplo de alguna forma a sus alumnos infantes. No sólo han estudiado para enseñar acerca de una disciplina específica, especializándose en ella, si no que también poseen estudios en cuestiones pedagógicas y didácticas que les permite enseñar y abordar de manera profesional el proceso de aprendizaje. De ellos dependerá que los alumnos puedan aprehender los conceptos y las enseñanzas de manera óptima y puedan de esa manera avanzar correctamente en la educación.

La madera necesaria para ser una buena maestra infantil

Una buena maestra de infantil debe de tener vocación, pasión por su profesión.  Si presenta las siguientes características desempeñará su trabajo sin esfuerzo alguno, pues le saldrá natural.

  • Cordialidad y cercanía
  • Entereza y autoridad
  • Paciencia
  • Entusiasmo y entrega
  • Humildad
  • Facilidad de comunicación
  • Creatividad y decisión
  • Ser abierto y reflexivo
  • Capacidad de trabajo
  • Seguridad en sí mismo

Rasgos profesionales requeridos para desempeñar el puesto

Para ser una buena maestra infantil, además de nacer con ello con los rasgos personales definidos anteriormente, también es necesario tener una buena formación y un saber estar en el trabajo acorde a las funciones que debe desempeñar la tutora.

  • Buena preparación y disposición a la formación continua
  • Capacidad investigadora
  • Habilidad manual
  • Capacidad de organización y planificación
  • Observador-orientador
  • Capacidad de evaluación
  • Motivador
  • Responsabilidad

El CV ideal de una maestra de infantil