Las ciencias de la salud son el conjunto de disciplinas que proporcionan los conocimientos adecuados para la prevención de las enfermedades, la promoción de la salud y el bienestar tanto del individuo como de la colectividad.

Se trata de un campo muy amplio donde el estudio, investigación y aplicación de elementos técnicos va de la mano con un trato cercano con el paciente. Por ello es muy importante además de tener muchos conocimientos, saber cómo transmitirlos al paciente.

Todas las vertientes de éste área se unen para mantener, reponer, mejorar la salud y el bienestar, prevenir, tratar y erradicar enfermedades y comprender mejor los complejos procesos vitales de los organismos animales y humanos relacionados con la vida, la salud , así como sus alteraciones. Las más cotizadas actualmente son las siguientes:

  • Dietética y nutrición: Es una figura clave en el ambiente obesogénico en el que vivimos puesto que nos enseñan a comer y a llevar una vida saludable. También te ayudan a seguir el camino correcto para alcanzar algún objetivo concreto.
  • Audiología: Diversos problemas auditivos están surgiendo debido a la contaminación acústica que sufrimos. Por ello bajo éste nuestro contexto es clave su existencia.
  • Cirugía especializada : Los avances tecnológicos han impulsado esta profesión hacia lo más alto puesto que se han convertido en un pilar básico para desempeñar esta disciplina. Las variantes más cotizadas dentro de esta profesión son las: oncológicas, cardiacas traumatológicas. Se requiere un alto nivel de cualificación.
  • Quiropráctico: Su función es subsanar los problemas en los huesos, los músculos, los ligamentos y los tendones.
  • Radiología: El riesgo se paga a un precio muy alto y es por ello que estos profesionales cotizan unas altas de suma de dinero. No cualquiera está dispuesto a exponerse a la radiación diariamente y tener que tomar ciertas precauciones para evitar las consecuencias negativas que pueden acarrear. Su principal función es la interpretación de todos los resultados sacados con las técnicas médicas de imágenes tales como rayos-X, tomografías, resonancia magnética, imágenes por fusión, y ultrasonido para poder así darle un buen diagnóstico al paciente.
  • Ginecología: Profesionales médicos que se de dedican a identificar los trastornos del aparato reproductor femenino en todos ciclos vitales que atraviesa la mujer, como puede ser la adolescencia, el embarazo…
  • Pediatría: Aquel médico que vela por la salud infantil, aplicando sus conocimientos para prevención y tratamientos de los más pequeños.
  • Higiene dental: Es el encargado de mantener la salud bucal de un paciente.
  • Enfermería: Se trata de una profesión muy conocida y demandada en el área de la salud. No solo trabajan en hospitales si no que en muchos lugares de ocio como pueden ser clubes de verano, campamentos, playas…

Como se puede apreciar, no solo es necesario ser un médico muy cualificado en cuanto a conocimientos y aplicación de técnicas se refiere, sino que es muy importante saber comunicarle al paciente de una forma empática el diagnóstico que hemos sacado en base a su análisis. Por ende, se puede decir que la vocación es un ingrediente clave en cualquier profesión de salud que se presente.