Prepara las entrevistas de trabajo

Prepara las entrevistas de trabajo


Como una manera de hacer más llevadero este trance, en especial para los jóvenes, deseamos compartir las observaciones siguientes. En este caso, se ponderará acerca de lo que no es recomendable hacer ante la perspectiva de una entrevista de trabajo.

Para evitar siempre

Lo primero a evitar es dirigirse a quien nos entreviste tal y como lo haría un amigo. Esta circunstancia nos resta formalidad y por lo tanto, nos proyecta como menos confiables. Además, si tenemos algún conflicto personal, la solicitud de empleo no debe verse afectada por ello. Quien comparte con tanta libertad sus problemas personales, como para detallarlos en una entrevista de trabajo, lo más probable es que los exhiba de manera permanente y que genere más, ahora para la empresa que lo contrate.

Por otra parte, resulta capital demostrar la ilusión, el entusiasmo que se siente ante la perspectiva de ser contratado.  Sin ese detalle, el entrevistador seguramente considerará que el puesto no es lo que uno estaba buscando y no nos lo dará.