(Captura de interempleo.info)

El mercado laboral cambia a pasos agigantados y con él las profesiones sufren una evolución. En la mente de todos sigue pesando que para encontrar un buen empleo es necesaria la formación, ya sea en una Universidad o a través de los Grados Superiores que se imparten en España. Pero quizá esto no sea siempre así.

Imagina una profesión

En ocasiones es muy conveniente investigar si contamos con algún talento en especial, algo que nos separe del resto de los mortales. La lista puede ser tremendamente larga y puede existir una asombrosa habilidad para realizar múltiples tareas, tener un encanto innato con las personas o con los animales, contar con una energía inagotable para planear fiestas y eventos, o una personalidad sin igual que te haya hecho ser siempre el más popular entre tus amigos. Mirar dentro de nosotros y reconocer nuestro punto fuerte es una clave esencial para ubicar dentro qué tipo de carrera desempeñaríamos con mayor eficacia.

Una nueva vía en las profesiones son los terapistas en medicinas alternativas. Son terapias que están en alza y qué mejor que unirse a su crecimiento. La más demandadas con la acupuntura, los masajes, la herbolaria y la reflexología; pero no es la única opción que te ofrecemos.

Si te gustan los animales también puede que encuentren cómo hacer carrera: ofrécete como asistente profesional de mascotas. Quizá sea una de las profesiones más curiosas, pero muchas personas consideran a su mascota como un hijo más y ante cada capricho del animal este es concedido al menor “guau” o “miau”…así que esa persona podría estar necesitando de un asistente que se encargue en todo momento de estar pendiente de las necesidades de su animal.

Opciones variadas

Existen también muchas formas de cuidar a otras personas: niños, anciones, inválidos… pero, ¿a que nunca habías pensado en personas con sobrepeso? La obesidad es la principal epidemia del S. XXI, así que no es extraño que cada vez más personas necesiten de un apoyo para lograr perder peso. Algo así como un “amigos de la dieta”, velarías de que esa persona siguiera su dieta y te preocuparas de que hiciera el ejercicio debido. Algo así como un observador de buenas conductas.

Imaginar nuevas profesiones donde desarrollarse y sacar negocio es fácil, basta con echar un vistazo a tu alrededor y darle a la cabeza. En estos tiempos de crisis, el éxito es para los visionarios, y ya sabes lo que dicen: en Japón se dice igual crisis que oportunidad.