captura de ciudadespatrimonio.org

captura de ciudadespatrimnoio.org

Elegir un buen destino en vacaciones es importantísimo para desconectar y reponer fuerzas para rendir el resto del año, y es que en ocasiones se pueden convertir en un auténtico calvario.

Cuántas veces hemos tenido que madrugar para coger sitio en la playa o tumbona en la piscina; cargar con la sillas, la nevera y la sombrilla; pagar una millonada por un refresco en el chiringuito de turno o escuchar todo el jaleo de las playas abarrotadas.

Una sugerencia para evitar estos clichés veraniegos son los destinos paradisíacos y encantadores que proponemos.

Destinos paradisíacos y con encanto

Llanes (Asturias): situado muy cerca de los Picos de Europa, en Llanes se puede practicar cualquier turismo (salud, playa, cultural y aventura). Además tiene una rica cultura gastronómica.

Islas Cíes (Pontevedra): situadas en frente de la ría de Vigo, la Islas Cíes cuentan con la mejor playa del mundo según el periódico británico The Guardian en 2007. Estas islas están habitadas tan solo por un camping, por lo que es aconsejable instalarse en Vigo si esa idea no resulta seductora.

Archipiélagos españoles: ambos son un frecuente recurso de muchos veraneantes, pero las islas más pequeñas son aún desconocidas por muchos. Desde aquí recomendamos la isla de La Palma en Canarias y la isla de Formentera en Baleares. Eso sí, si prefieres un sitio algo más típico, nosotros te recomendamos que te decantes por Lanzarote, en concreto por el Hotel Luabay Lanzarote Beach, que estamos seguros que no te defraudará.

Ciudades Patrimonio de la Humanidad: España cuenta con trece ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Entre ellas destacamos Santiago de Compostela (A Coruña, Galicia), Toledo (Castilla – La Mancha), Córdoba (Andalucía) y Tarragona (Cataluña).

Clima y estancia

Entre los meses de junio y septiembre el clima en España varía de pendiendo de las zonas, pero en general se caracteriza por ser un período de escasas precipitaciones y altas temperaturas. En las zonas de costa la temperatura es más suave que en el interior donde se suelen alcanzar las máximas del verano.

Hay que tener en cuenta que en el norte del país las precipitaciones son mucho más habituales y también la temperatura es más fresca.

España ofrece multitud de opciones en cuanto a estancia adaptándose a todos los bolsillos. Además tiene un buen sistema de comunicación tanto en carreteras, aeropuertos y redes ferroviarias.