Si estás en búsqueda de un empleo, piensa seriamente en las bolsas de trabajo virtuales

Si estás en búsqueda de un empleo, piensa seriamente en las bolsas de trabajo virtuales

Si estás en plena búsqueda laboral, seguramente a esta altura conocerás varias bolsas de trabajo de tu país y del mundo. Las bolsas de trabajo virtual son hoy en día una herramienta indispensable en el mundo del trabajo, tanto para los empleadores que buscan reclutar personal, como para las personas que desean darle un nuevo rumbo a su carrera laboral.

Pero si deseas aprovechar todas las ventajas que te proveen las bolsas de trabajo, has de seguir ciertos pasos. Las mejores oportunidades nunca vienen solas: hay que ir por ellas.

Revisa los avisos a diario

Si bien este tipo de sitios suele ofrecer el servicio de enviarte las ofertas adecuadas a tu perfil a tu bandeja de correo electrónico, no te conformes con una suscripción. Entra por la mañana a revisar los nuevos avisos que puedan haberse publicado, ya que muchas empresas buscan personal con cierta urgencia, y la vacante ideal puede escaparse de tus manos si tus posibles empleadores reciben antes otro montón de candidatos. Hazte la rutina de corroborar cada bolsa agregando el sitio a tus favoritos, aún cuando recibas sus mensajes con posibles novedades.

Mantén actualizado tu currículum vitae

Tal vez en una búsqueda anterior (incluso años atrás) ya te hayas registrado en la bolsa. No dejes de entrar a tu currículum vitae y a tus datos para actualizarlos con frecuencia. Si has incrementado tus conocimientos de computación (por ejemplo, si en los últimos meses has aprendido a utilizar un nuevo programa para gestión de datos), si has asistido a un congreso en tu especialidad o has tomado personal a tu cargo, no dudes en mencionarlo. Nunca se sabe qué parte de tus nuevos conocimientos podrían serles útiles a un posible empleador.

Estate abierto a todas las posibilidades

Muchas veces lees un aviso de trabajo que te interesaría, pero sientes que no encajas exactamente con el perfil. ¡No importa! Respóndelo igual. Si la empresa no especifica “excluyente” en un ítem de su búsqueda (por ejemplo, el nivel de estudios alcanzados, la edad o la movilidad propia) significa que es una preferencia, pero no algo fundamental para desempeñarse en el puesto. En tu carta de presentación incluso puedes aclararlo, por ejemplo “Si bien aún no cuento con un título universitario, me faltan tan sólo cuatro materias para recibirme y poseo amplia experiencia en un puesto similar”. Si tu currículum les agrada y te conceden la entrevista, cara a cara tendrás la oportunidad de demostrarles que a pesar de todo eres adecuado y que das con el perfil que buscan.