Cómo lidiar con un colega difícil

Cómo lidiar con un colega difícil

Es normal que no nos agraden todas las personas con las que nos topamos día a día en nuestro trabajo. Lo más probable es que nosotros mismos no les agrademos a todo el mundo. Sin embargo, es fundamental trabajar en un clima de respeto. Por ello, aún con aquellos colegas más difíciles hay que saber lidiar. Aquí te proporcionaremos algunas recomendaciones cuando se trata con personas complicadas en nuestro empleo.

La importancia de la cordialidad

Un colega no es un cliente difícil, al cual ves un día y nada más. Por el contrario, una relación tensa con un compañero puede trastornar toda nuestra rutina laboral y perjudicarnos al punto de hacer peligrar nuestra continuidad en ese empleo. Por ello, es preferible mantener los buenos términos cueste lo que cueste. Aún cuando tengas mil motivos para detestar a la otra persona, por tu propio bien te conviene mantener una fachada de cordialidad. Nunca sabes con quiénes puede congraciarse el otro o, incluso, si no puede llegar a ser tu jefe algún día. Por ello, aprende a callar a tiempo y no le digas las cosas que te molestan a no ser que sea estrictamente necesario, y siempre de la mejor manera posible.

Anticípate a las situaciones

Seguramente sabes bien qué te molesta de tu compañero: que sea irresponsable con los plazos de entrega, que descargue su ira sobre los demás, que sea chismoso o que siempre le encuentre defectos a lo que haces. Pues bien, lo mejor es anticiparte a sus reacciones negativas para aprender a lidiar con ellas: si sabes que suele atrasarse, recuérdale con frecuencia las fechas de entrega (incluso puedes decirle que son antes de lo pautado, para tener cierto margen). Si es de echar en cara defectos de tu trabajo, pídele sugerencias para mejorar. Si tiene mal carácter, dile que se tranquilice antes de entablar una conversación con él o con ella. De esta manera, le estarás haciendo saber indirectamente las cosas que te molestan pero evitando una confrontación.

Separa lo personal de lo laboral

¿Por qué te cae mal tu colega? ¿Es irresponsable con su trabajo, o se pasa el día contando chistes racistas? ¿No sabe asumir responsabilidades, o es gritón y no saluda a la recepcionista? Es comprensible que no te guste una persona, pero no por ello significa que no puedas trabajar junto a ella. Intenta abstraerte de las características personales que tanto te molestan y concéntrate en su desempeño laboral. Que, a fin de cuentas, es lo único que debe de importarte en el trabajo.