El \"bossing\" es una variante del mobbing donde el jefe abusa de su poder

El "bossing" es una variante del mobbing donde el jefe abusa de su poder

En otra oportunidad hemos comentado el tema del Mobbing, el acoso laboral por parte de los compañeros de trabajo, una situación difícil de manejar que puede llevar hasta la renuncia, y los que no pueden darse ese lujo, pueden padecer algún trastorno psicológico importante. Pero en este caso, una variante de esta terrible situación, es el bossing, que es el sometimiento y sufrimiento psicológico por parte del / los jefe/s. Una situación extremadamente difícil, la cual la viven diariamente alrededor del 8% de los trabajadores en Europa, es por eso mismo que se han promulgado leyes protegiendo los derechos de los trabajadores españoles.

¿Cómo diferenciar el bossing?

El bossing es llevado a cabo por el empleador, jefe o superior directo. Generalmente es cuando éste, por alguna razón que generalmente el empleado desconoce, desea hacer de su vida laboral un “real infierno”.  Otra de las razones más comunes es cuando el empleador quiere despedir al empleado, pero para abaratar los costos del despido, decide hacerle la vida imposible para que éste renuncie. Muchas veces se verifica que el jefe no es de las personas más agradables del planeta, pero esto nada tiene que ver con el bossing. La situación en el bossing, es realmente intimidatoria y agresiva, disminuyendo al trabajador. La agresión directa, el maltrato verbal es el más fácil de notar, pero la agresión en forma pasiva es más difícil, ya que muchos llegan a soportarla, como algo parte del trabajo.

Llamadas de alerta

Si notas que tu jefe no te permite comunicarte; si tiende a interrumpirte continuamente cuando hablas; si te grita o te injuria en un tono poco cortés; si te ataca verbalmente, si ataca tu trabajo sin razones justificadas; si llega a criticarte tu vida privada; si te hace llamado telefónicos atemorizantes, o amenazadores; si te rechaza evitando el contacto visual, con gestos despreciativos; si te ignora completamente dirigiéndose a terceros como si tu no estuvieras presente. Si te ocurre algunas de estas situaciones en forma habitual, es muy posible que te encuentres en un caso de bossing.

Conclusión

Es una situación muy difícil de enfrentar. En el caso del mobbing, de una agresión por parte de los compañeros de trabajo, aunque también es una situación que se torna traumante para la víctima puede enfrentarse con el agresor. Pero en el caso que el agresor es el jefe, ¿cómo se hace para enfrentarlo sin perder automáticamente el trabajo?

Aunque muchas veces se trata de que ese es el objetivo de los agresores, que renuncies y les ahorres la indemnización por despido. Las consecuencias psicológicas no sólo te pueden afectar a ti, sino que también, casi indefectiblemente, afectará a tu entorno más próximo. Asesórate con un abogado para saber como proceder.