trabajo

La salud y el trabajo eficiente van de la mano.
Captura de la página web: http://www.insht.es/

Pero además, también es condicional lo psicológico, si es que acaso se presentan emociones positivas relacionadas con nuestras tareas laborales. Y es que resulta indispensable sentirse motivado por lo que se lleva a cabo y además, apartar instantes para la relajación y el descanso. Si durante el día, uno piensa que el trabajo propio es más bien monótono, esto puede quebrantar nuestra vitalidad y tener consecuencias desastrosas para el desempeño laboral, ya que, padeciendo este problema, uno no se concentra de la misma manera, para tramitar los asuntos que se nos han encomendado.

Falta de motivación

Sucede algo parecido cuando no se ha seguido una alimentación conveniente: ambos factores dañan el equilibrio que todo profesionista debe tener entre la energía corporal y la mental. Lo primero que debe hacerse para romper con el circulo vicioso en que nos encierra la desmotivación es tener las herramientas que nos faciliten recobrar nuestra energía y además saberla administrar de la mejor manera posible.

Vamos a mencionar ahora algunas estrategias para combatir la desmotivación en el trabajo y en cambio, paulatinamente, rendir al máximo en las tareas profesionales que realicemos día con día.

Sano estilo de vida

En primer lugar hay que establecer un horario de descanso conveniente y pleno: dormir menos de siete u ocho horas es una costumbre que tarde o temprano causa problemas como una intensa falta de concentración; también se deben establecer tiempos para desarrollar nuestras actividades personales, ya que de esta manera en poco tiempo, se dejará de sentir el deseo de escapar lo más pronto posible de la oficina. Además, para resistir mejor las juntas largas con el jefe, una buena recomendación es sentarse con la espalda bien erguida, para tener una mejor respiración y además, ganar en la confianza de sí mismo.

También conviene seguir una sana alimentación, balanceada y con muchos productos naturales, para dejar de lado las golosinas y las comidas abundantes en azúcar.

 

¡COMPARTE EN REDES SOCIALES!