Nuevos Parrot Zik, perfectos para trabajar

Nuevos Parrot Zik, perfectos para trabajar

Pero esta situación empeora normalmente cuando estamos esperando una llamada importante y al iniciar la conversación nos volvemos locos intentando escuchar a nuestro interlocutor.

Auriculares que aíslan del ruido

Las soluciones son escasas, pero existen. La última es el Parrot Zik, unos auriculares inalámbricos que permiten reducir hasta en un 98% el ruido externo, lo que nos permite mantener una conversación limpia de ruidos sin acabar desquiciados.

El ruido en cualquier lugar y en particular en la oficina es diferente para cada uno de nosotros, ya que cada persona tiene más o menos tolerancia al ruido, y sobre todo mayor o menor capacidad de concentración. Algunos la pierden con facilidad mientras que otros la mantienen sin problemas.

Algunas soluciones para evitar el ruido

Algunas de las soluciones que podemos poner en común con compañeros de la oficina para evitar que nos volvamos locos son:

Bajar el volumen del timbre de los teléfonos, colocando un sonido que no sea ni excesivamente grave ni excesivamente agudo para evitar que este interfiera en la concentración de los demás.

Los gustos a la hora de colocar el politono de moda son un auténtico calvario para muchos por lo que quizá dejar el teléfono sin sonido y en modo vibración, puede evitar molestias.

La manera en la que nos comunicamos con el resto de compañeros también resulta importante. No es necesario hablar a voces, mantener un tono de voz normal o sencillamente levantarnos hasta la mesa de la persona con la que queremos hablar puede ser suficiente.

Si queremos escuchar música mientras trabajamos lo ideal es colocarnos unos cascos, los que comentábamos anteriormente de Parrot Zik pueden ser perfectos para aislarnos completamente del resto de ruidos y mantener la concentración.

Nadie pide que en una oficina el silencio sea sepulcral, sin embargo no está de más que cuidemos un poco la manera en la que nos comunicamos y controlar un poco el ruido para evitar molestar al resto de compañeros. Los resultados serán mucho más positivos en nuestro trabajo si todos ponemos un poco de nuestra parte.