La búsqueda de empleo puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza para muchos. Los incansables envíos de currículums a distintas empresas son el día a día de muchos, pero ¿has pensado cuántos habrá haciendo lo mismo?

Prestar atención a tu huella digital es importante para las empresas.

Hay mucho escrito acerca de marca personal o personal branding. De hecho, los jóvenes están cansados de escuchar hablar de la necesidad de crear su propia marca.

La mayoría de empresas reciben cientos de currículums al día. Las pilas de portfolios se suceden por montones en las mesas de los responsables de Recursos Humanos.

Ya sean curriculums creativos u originales ya no llaman la atención por muy diferente que sean unos de otros. La clave hoy en día es saber venderse a sí mismo y cuidar lo que es público acerca de nosotros.

El panorama ha cambiado definitivamente y el nuevo currículum ya no es papel. Los jóvenes deben cuidar su huella digital, ya las empresas, incluso antes de llegar a contactar al candidato, buscan en Google y en redes sociales acerca de su perfil.

¿Que tener en cuenta para la huella digital?

No se trata solo de crear el prototipo perfecto de lo que busca una empresa, se debe ir más allá. Obviamente ajustarse a lo que busca una empresa es siempre una buena opción, pero debemos valorar otros aspectos.

Cuando hablamos de huella digital nos estamos refiriendo al rastro informativo que vamos dejando de nosotros mismos, ya sea en redes sociales o en Google.

No sería la primera vez que uno pierde su puesto de trabajo como consecuencia de lo que escribió en su tablón de Facebook o de Twitter.

Hay que ser consciente que las redes sociales son el escaparate perfecto para conocer qué persona hay detrás de un nombre.

Se debe tratar no mostrar toda la intimidad, sin tampoco ser un fantasma, puesto que estar presente en Internet es bueno para cualquier candidato.

La privacidad de uno mismo debe privar sobre las modas o tendencias que se muestran en diferentes perfiles de las redes sociales.

Asimismo, tener una huella digital positiva influye a la hora de conseguir un trabajo y en la imagen que transmitimos a la empresa.

Los profesionales de Recursos Humanos apuestan por los usuarios que presentan una mayor actividad en redes sociales .

Absolutamente todo lo que les aparece, perfiles en redes, webs personales, blogs, comentarios es valorado a la hora de seleccionar un candidato para un puesto de trabajo.

Por lo tanto, se debe prestar mucha atención a la huella digital, ya que en la era en la que vivimos las empresas utilizan Internet para conocer a un posible candidato, superando por momentos un simple curriculum más.

¡COMPARTE EN REDES SOCIALES!