Una buena organización financiera es la base para que nuestro negocio tenga beneficios. Si queremos que nuestra empresa crezca es imprescindible conocer todas las posibilidades que nos ofrece. A continuación, realizaremos un breve análisis para saber en qué consiste el departamento financiero.

A la cabeza del departamento estará el Director Financiero, que se encarga de coordinar y supervisar las acciones de las áreas que conforman el departamento de contabilidad y el de control de gestión.

El departamento de contabilidad muestra cada mes cual es la situación financiera de la empresa, esencial para tomar futuras decisiones. Quizá en pequeñas empresas no exista distinción de áreas, sino que un mismo departamento de encargue de realizar ambas labores.

Si tenemos un conocimiento preciso de todo lo que se gasta en la empresa, podremos optimizar recursos y planificar estrategias.

Tareas fundamentales de un departamento financiero


Gestión de los recursos financieros

Se encarga de conocer los recursos necesarios para realizar las funciones de la empresa y de optimizar su coste. En este caso, la liquidez es un factor importante en este apartado, pues se encarga de que la empresa tenga la suficiente liquidez para hacer frente a los pagos. Una buena alternativa para no tener problemas financieros puede ser la utilización de Excancel, una plataforma online, que te permitirá saldar deudas entre clientes y proveedores mediante la compensación.

Planificación

Además de la planificación de la estrategia de negocio, la elaboración de presupuestos es esencial para coordinar el gasto de las diversas áreas de la empresa.

Control

Se deben marcar los ingresos que se esperan obtener, el coste que podemos soportar y fijar los beneficios que obtendremos. Llevar el control sobre lo que podemos gastarnos, nos ahorrará muchos disgustos y quebraderos de cabeza.

Es esencial tenerlo todo controlado

Si estas pensando en montar tu propia empresa, no te olvides del departamento financiero. Es esencial si estás empezando y no tienes dinero para contratar a alguien. Infórmate sobre cursos y conferencias. Con la formación necesaria puedes llevarlo tú mismo.

En resumen: no puedes renunciar al departamento financiero. Además de ser la base económica de la empresa, es esencial si queremos crecer en el sector. Llevar el control de las finanzas nos permitirá saber qué cosas nos podemos permitir y cuales no.