Es difícil mantener ingresos constantes para un freelance

Es difícil mantener ingresos constantes para un freelance

Trabajar de manera independiente tiene muchas ventajas: la posibilidad de administrar nuestro tiempo, no depender de nadie para solicitar un día de permiso, no contraer compromisos que no queremos cumplir. Si el trabajo es desde casa, todavía mejor: ahorramos el tiempo y el dinero del viaje, podemos trabajar en piyamas o descalzos, vigilar a nuestros hijos y hacer varias cosas a la vez.

Una de las posibles desventajas del trabajo freelance es que no garantiza tener un ingreso estable, como sí lo hace el trabajo en relación de dependencia. Sin embargo, existen algunas previsiones que el posible tomar para –si no garantizar- al menos apuntar a conseguir un ingreso estable mes a mes. Veamos qué tenemos que hacer para lograrlo.

Promedia para abajo

Para calcular tus ingresos, debido a que no cuentas con un sueldo fijo, seguramente sacas un promedio. Entonces, lo que tienes que hacer es restarle a ese promedio un 20%, para así tener una perspectiva estimada de tus ingresos fijos. Por ejemplo, si el trabajo freelance te deja alrededor de $1.500 por mes, hazte la idea de que estás ganando $1.200. Si necesitas más dinero para cubrir tus gastos fijos, procura conseguir nuevos clientes a quienes venderles tus servicios. Y si no, toma todo ingreso por encima de esa cifra como dinero extra y ahorra para momentos difíciles.

Actualízate permanentemente

No te conformes con vender siempre lo mismo al mismo precio. Esfuérzate constantemente por mejorar, aprende nuevos programas, perfecciónate constantemente, a fin de poder ganar más dinero trabajando la misma cantidad de horas. Si consigues nuevos clientes, podrás exigir una mejor remuneración cuanto más estés en condiciones de ofrecerles.

Nunca dejes de buscar

El trabajar por cuenta propia nos exige, de alguna manera, estar siempre buscando trabajo. Más allá de que estés muy conforme con los clientes que tienes, que haga ya bastante tiempo que te sostienen un ingreso y que siempre han cumplido con el pago, al no haber un contrato laboral de por medio siempre corres el riesgo de que de un día para el otro te dejen de dar trabajo. Por eso, siempre tienes que estar a la búsqueda de nuevos clientes. En el mejor de los casos, si te sale más trabajo del que estás en condiciones de hacer, siempre puedes cedérselo a algún colega de confianza.

Es posible vivir de nuestros ingresos con el trabajo freelance, solamente hay que mantenerse activo y no dejarse estar, en ningún aspecto. Y administrar bien los recursos, tanto el dinero como el tiempo del que disponemos.

¡COMPARTE EN REDES SOCIALES!