Estamos acostumbrados a poner cara de poker cada vez que escuchamos la palabra ‘autónomos’. Son nueve letras que nos suelen evocar precariedad, y no tiene por qué ser así. Muy poco se habla de los beneficios de ser autónomos, que por muy incierto que parezca, existen.

¡Te los contamos en este artículo!

¿Cuáles son los beneficios de ser autónomo?


➡ Lo que ya sabes

Lo hemos oído miles de veces. Los autónomos tienen libertad. Esto es así debido a numerosos factores como horarios, lugar de trabajo, normas, etc.

Siendo autónomo, lo normal es que tú seas tu propio jefe. Por tanto, uno de los beneficios de ser autónomo son las normas del trabajo. Muchas de las personas que no son autónomas, están coaccionados a vestir de una manera y seguir una disciplina determinada, cosa de la que carecen aquellos que son autónomos.

El lugar de trabajo también es elección del autónomo por lo general, y el horario, aunque debe haber uno marcado, puede sufrir modificaciones en función de las necesidades del trabajador.

➡ Lo que debes saber

Por otra parte, hay ciertos temas de los que no se conoce tanta información. Por si estás barajando la posibilidad de ser autónomo, aquí te aclaramos algunos beneficios de ser autónomo.

  • Es la forma más sencilla y económica de dar de alta un negocio. Es la manera que requiere menos gestiones y trámites legales, por lo que los costes de asesoramiento saldrán más baratos.
  • La gestión y el control de la empresa son totales. Al ser autónomos, nos encargamos por completo de las labores burocráticas y administrativas, por lo que controlamos todo y existe plena confianza en cada decisión que tomamos.
  • No es necesario un proceso previo de constitución. Para crear una sociedad hay que invertir un mínimo de 3.000€, mientras que, un autónomo, puede no invertir absolutamente nada al darse de alta.
  • Es rápido. Podemos darnos de alta inmediatamente y empezar a ejercer nuestro trabajo de forma legal bajo nuestra única tutela.

Durante la época de crisis ha surgido un nuevo tipo de autónomos, llamados los “falsos autónomos”. Estos son empleados de empresas que, para que las empresas se ahorren los costes que la Seguridad Social supone, y además no tienen que indemnizar al empleado en caso de despido.

Aun así,  después de conocer algunos beneficios de ser autónomo, nunca debemos olvidar la alta responsabilidad que supone crear un negocio.

Por tanto, siempre deberemos estar pendientes de nuestro pequeño negocio y cuidarlo, pues debemos cumplir unas obligaciones y seguir creciendo en medida de lo posible.